10:14
Domingo
25/02/2024
Pronóstico de Tutiempo.net





Respecto a la humedad, pueden influir factores como el clima de donde vivimos, lo cerca o lejos que estamos del mar, las condiciones de aislamiento de nuestra casa o piso y, por supuesto, de las condiciones meteorológicas de cada día.

De hecho, un día de verano con la misma temperatura se sentirá más cálido, pesado y sofocante en un lugar con clima húmedo (normalmente en la costa) que en uno con clima seco (en el interior).

La humedad es capaz de acumularse con mayor facilidad en verano que en estaciones frías o templadas

Esto se debe a que cuánto más alta es la temperatura del aire, mayor vapor de agua es capaz de acumular en su interior. Existen estudios que demuestran que cuando el aire alcanza los 20ºC es capaz de contener hasta 10 veces más humedad que el que está a 0ºC. Este exceso de vapor de agua en el ambiente puede provocar condensación de agua en determinadas situaciones o aparición de manchas de moho u otras bacterias en nuestro hogar.

¿A qué se debe la mayor humedad en el aire caliente?

Una vez aclarada la cuestión de qué condiciones deben de darse para que la humedad de nuestra casa aumente en verano, vamos a pasar a darte la explicación científica de por qué esto sucede.

Como habíamos dicho, la humedad en el aire aparece cuando aumenta el vapor de agua en el ambiente. Este vapor de agua tiene una densidad menor que la que tiene el aire, por lo que el aire que contiene más de este vapor (el húmedo) va a ser mucho menos denso que el que está “seco” y tendrá aún mayor capacidad de absorber más humedad. El aire húmedo tiende a coger aún más vapor de agua en las mismas condiciones climáticas.

Peligros de vivir con una alta humedad en casa en verano

El cuerpo humano está diseñado para poder mantener un estado saludable en unas condiciones de humedad de entre el 40% y el 60%. Cuando el ambiente es muy seco, nuestro cuerpo corre el peligro de sufrir sequedad en la piel, picor en los ojos e irritación general; y cuando es excesivamente húmedo pueden proliferar moho, ácaros y demás organismos que nos pueden provocar bronquitis, asma y otras infecciones respiratorias.

Pero, además de a nosotros, la humedad también afecta directamente a nuestro hogar. Si el ambiente alcanza unos niveles altos de vapor en aire, nos resultará mucho más complicado que se seque la ropa o cualquier otro objeto que esté mojado. Esta situación se retroalimentará y seguramente empiecen a surgir malos olores o incluso manchas oscuras en las paredes y en los marcos de puertas y ventanas.

Humedad y calor: la tormenta perfecta para la aparición de microorganismos

Esta excesiva condensación de agua humedecerá alfombras, paredes y muebles y esto crea el hábitat perfecto para microorganismos como los ácaros, que surgen con humedades superiores al 70%. Estos ácaros son los causantes de diversas alergias respiratorias y afectan muy directamente a las personas con asma.

Otro de los problemas comunes que surgen con la humedad es el moho, un hongo que causa también diferentes alergias respiratorias, pero también afecta a las personas con reuma y a ancianos y niños que, al tener un sistema inmunológico más débil, están mucho más desprotegidos ante estos problemas de salud.

Si no mantenemos una buena ventilación en casa o no resolvemos los posibles problemas de estancamiento del aire o de filtraciones, podemos tener verdaderos problemas que afectan tanto a nuestra casa como a nuestros seres queridos. Para poner una solución definitiva a esta desagradable situación lo más inteligente es contar con la ayuda de un especialista en humedades que detecte el origen del problema y pueda acabar con él para siempre.

Humedades en las casas en verano: trucos para combatirlas

-Tiende la ropa fuera: es uno de los mejores métodos para evitar que la humedad de la ropa dañe tu hogar. Aprovecha, que las altas temperaturas del exterior van a favorecer el secado rápido de tu colada.

-Abre las ventanas: la ventilación es muy importante, por algo lo hacen nuestras abuelas todos los días. El truco más barato es abrir las ventanas en puestos opuestos de tu casa en la dirección que sopla el viento. Las corrientes de aire favorecen la renovación del aire de la casa. Ventila durante 10 minutos todos los días del verano.

-Cocina con la campana: con permiso del cuarto de baño, la cocina es la estancia del hogar que más humedades genera. Por esta razón debes cocinar con la campana extractora. Solo tienes que darle al botón «On»: ¡así de sencillo!

-Usa el aire acondicionado: el programa «Dry» del aire acondicionado ayuda a secar el ambiente. Piensa que el aire cálido es más húmedo que el frío, por lo que la refrigeración reduce las humedades.

-Extractor de aire en el cuarto de baño: el baño es la habitación con más humedades de tu hogar porque el agua de la ducha o la bañera se evapora. Si quieres solucionar este problema instala un extractor, con un conducto de ventilación, para que el vapor de agua de tus baños y duchas no cause humedades por condensación en tu hogar.

Fuente: Diario22.ar, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. - M.P. 5812 - Medicina Integrativa







Noticias relacionadas

23-02-2024   Hacer ejercicios de manera regular y moderada mejora el estado de salud física y ...
22-02-2024   En el mundo existen unas 3.000 especies de mosquitos, pero tan solo unas 200 ...
21-02-2024   El pomelo o toronja es un fruto cítrico que se caracteriza por su pulpa ...
20-02-2024  La citronela es una planta originaria del sur de la India y Sri Lanka, muy cultivada ...
19-02-2024  El azúcar ha pasado a ser el centro de atención cuando hablamos de alimentación saludable. ...
16-02-2024  Se sabe que el estado nutricional de cada persona juega un papel importante y vital ...
15-02-2024   Las aceitunas pueden aprovecharse mucho más de lo que piensas, más allá de la ...
14-02-2024  Aunque el dengue es una enfermedad viral tiene un tratamiento médico, el conocimiento popular y ancestral ...
13-02-2024   La batata (Ipomoea batatas), también conocido como camote, boniato o papa dulce, según el ...
12-02-2024   Respiramos aproximadamente unas 16 veces por minuto, 23.040 al día y 8.409,600 al año. De ...





2024 - Todos los derechos reservados