08:52
Domingo
25/02/2024
Pronóstico de Tutiempo.net





Marco Aurelio (121-180) fue el último de los "cinco buenos emperadores romanos".  Sucedió a Antonino Pío (su maestro), después de él, vino su paranoico hijo Cómodo. Luchó contra germanos en zona Danubio. Murió cerca de Viena y sus cenizas están en Mausoleo Adriano (hoy Castel Sant’Angelo). 

Marco Aurelio, en sus meditaciones, legó un importante tesoro de observaciones sobre los acontecimientos de la vida; El emperador vivió estoicamente en medio de guerras, poder, pestes, desgracias y demás.

Para Marco Aurelio la vida no es sólo una marcha ciega hacia la muerte, sino que en esta existe un importantísimo componente moral y espiritual. Su visión está lejos del nihilismo, que supone que la muerte determina el aniquilamiento y destruye todo el quehacer humano. Existe un compromiso, un sentido y una participación existencial que trascienden al individuo, "la humanidad" o, en términos estoicos, el Logos o la inteligencia divina que se manifiesta en la naturaleza. Asimismo, la muerte es impotente frente a los valores auténticamente humanos.

Marco Aurelio decía que ninguna adversidad (guerra, peste, pérdida) puede quitarnos la conciencia o la facultad mental de transformar la experiencia, de resignificarla y de actuar de tal forma que podamos contribuir al espíritu humano. Todo lo demás lo podemos perder, pero la posibilidad de usar nuestra mente para darle sentido a la vida y encontrar la paz es inalienable.

Marco Aurelio y los estoicos eran conscientes de que para que la mente pudiera lograr esta fortaleza que le permite navegar la adversidad era fundamental hacer un trabajo de autoindagación y autoobservación. "Aquellos que no observan los movimientos de su propia mente necesariamente serán infelices “y también: "Nada tiene tanto poder de expandir la mente como la habilidad de investigar sistemática y verdaderamente todo lo que se nos presenta en la vida". 

Existe un entendimiento de que nuestra experiencia en el mundo depende de las cualidades de la mente, la cual puede cultivarse. Lo esencial para esto es no aferrarse al pasado o proyectar hacia el futuro, evitar el apego y la ansiedad. "Recuerda que el hombre vive sólo en el presente, en este instante fugaz; Todo el resto de la vida ya se ha ido o aún no se ha revelado". Esto, evidentemente, nos muestra una clara comprensión de la impermanencia similar a la que encontramos en el budismo. 

Esta conciencia del presente es esencial para poder vivir en paz con la realidad.







Noticias relacionadas

23-02-2024   A pesar de la evolución, conservamos la esencia de los antepasados de hace millones ...
22-02-2024   A continuación, vamos a hacer un breve repaso a este proceso de fabricación para que puedan, ...
21-02-2024   Tan sencillo como pulsar un botón. Las lavadoras han ayudado a liberar a las ...
20-02-2024   La veneración y el respeto a los héroes se cuentan entre las tradiciones más ...
19-02-2024   Una curiosidad, anécdota y respuesta asombrosa a una pregunta que todos quizás en algún ...
16-02-2024   Es una de las canciones más maravillosas la banda británica Coldplay, 'Fix you'; Debido a su ...
15-02-2024   Si hay un panificado que identifica a todo el Litoral argentino, ese es el ...
14-02-2024   Cada 14 de febrero millones de personas esperan con muchas ansias, alegría y entusiasmo ...
13-02-2024   Han existido durante décadas, pero recientemente han visto un resurgimiento de su popularidad, así que ...
12-02-2024  El Carnaval es una de las celebraciones más significativas y festivas de cuantas se dan ...





2024 - Todos los derechos reservados