13:53
Sábado
24/02/2024
Pronóstico de Tutiempo.net





La leche de soja o soya es un líquido que se elabora remojando, moliendo y filtrando granos de soja (legumbre). Puede adquirirse en comercios o prepararse en el hogar y se consume desde hace más de 2000 años; Se usa como alternativa a la leche, especialmente en la alimentación vegetariana estricta y en dietas hipolipídicas, debido a su apariencia blanquecina y a su aporte de proteinas​. 

Propiedades nutricionales:

Proporciona energía. Posee carbohidratos de absorción lenta, lo que significa que aportarán una menor cantidad de glucosa (índice glucémico) a nuestro organismo.

Es apta para diabéticos. Esto es debido a que su índice glucémico es muy bajo y la velocidad de absorción de los azúcares que proporciona también lo es.

Cuida la salud cardiovascular. El calcio y el magnesio que contiene la leche de soja contribuyen a cuidar el corazón y la presión arterial.

Ayuda a reducir el colesterol. Contiene una pequeña cantidad de grasas saturadas, que se asocian a niveles altos de colesterol en el organismo. Además, su contenido en proteinas e isoflavonas ayudan a la disminución del colesterol en la sangre.

Protección esquelética. La soja contiene, además de las vitaminas del grupo B y E, una significativa cantidad de vitamina K, que es responsable de una óptima función de los huesos y músculos.

Correcta coagulación de la sangre. La vitamina K contribuye también a que nuestra coagulación sanguínea se mantenga en niveles normales; Esto se traduce en la prevención de una cantidad excesiva de sangre en los procesos de cicatrización de heridas o sangrado.

Menopausia y la osteoporosis. Las isoflavonas de la soja son similares a los estrógenos humanos, lo cual es beneficioso en mujeres con menopausia (reducir los sofocos, por ejem). También puede ayudar a reducir el avance de la osteoporosis, que está relacionada con la edad y las hormonas.

Previene los problemas próstata. Aunque las isoflavonas pueden tener algunas contraindicaciones en los hombres, es importante añadir que, podría ayudar a prevenir la hipertrofia de próstata.

Mejores digestiones. Cuando ingerimos alimentos ricos en mayor o menor medida en fibra (como el caso de la soja), hemos de tener en cuenta que este elemento no es digerido, favoreciendo el proceso digestivo y el aumento de la evacuación diaria.

Para adelgazar. Su contenido de azúcar es mucho menor que en el caso de la leche de origen animal y tiene menos calorías (250 mililitros= 100 Kcal). Por otro lado, sus grasas insaturadas contribuyen a que el intestino absorba menos grasa; Además que su contenido de proteínas y fibra ayudan a la sensación de saciedad.

Contraindicaciones de la leche de soja:

Problemas de tiroides. Puede provocar, a largo plazo, afectación de la glándula tiroides. Esto sería más en este caso hipotiroidismo.

Problemas de fertilidad. Puede influir en la calidad del esperma lo cual puede afectar su fertilidad. También puede disminuir la testosterona y, con ello, interferir en las funciones masculinas.

Cálculos renales. Debido al oxalato de calcio, puede llegar a producir cálculos renales. Su consumo se desaconseja según algunos estudios a personas propensas a padecer piedras en los riñones.

Actualmente también estas en la mesa de análisis lo transgénico de la soja actual, su contenido de aluminio y nitrosaminas, bloqueo de la tripsina (enzima digestiva anticáncer), etc.

¿Los bebés y niños pequeños pueden consumir leche de soja?

El principal motivo, por el que se puede alimentar a un bebé con leche de soja en lugar de leche materna o leche de vaca, es que presente los síntomas de padecer algún tipo de alergia. Aunque hay que saber lo siguiente:

Una de las proteínas presentes en la soja (la genisteína), tiene acción inmunosupresora y puede provocar determinadas enfermedades autoinmunes. Asimismo, debe proporcionarse calcio por otras vías, pues sus niveles en la soja son bajos si los comparamos con las necesidades nutricionales de los niños y los bebés.

A menos que recurras a las fórmulas comerciales de leche infantil elaboradas a partir de la soja, que suelen estar enriquecidas, es aconsejable que no conviertas la leche de soja en el principal alimento de tu hijo hasta que cumpla, al menos, un año de edad. No obstante consulta con tu médico o pediatra al respecto.

Fuente: Diario22.ar, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. - M.P. 5812 - Medicina Integrativa







Noticias relacionadas

23-02-2024   Hacer ejercicios de manera regular y moderada mejora el estado de salud física y ...
22-02-2024   En el mundo existen unas 3.000 especies de mosquitos, pero tan solo unas 200 ...
21-02-2024   El pomelo o toronja es un fruto cítrico que se caracteriza por su pulpa ...
20-02-2024  La citronela es una planta originaria del sur de la India y Sri Lanka, muy cultivada ...
19-02-2024  El azúcar ha pasado a ser el centro de atención cuando hablamos de alimentación saludable. ...
16-02-2024  Se sabe que el estado nutricional de cada persona juega un papel importante y vital ...
15-02-2024   Las aceitunas pueden aprovecharse mucho más de lo que piensas, más allá de la ...
14-02-2024  Aunque el dengue es una enfermedad viral tiene un tratamiento médico, el conocimiento popular y ancestral ...
13-02-2024   La batata (Ipomoea batatas), también conocido como camote, boniato o papa dulce, según el ...
12-02-2024   Respiramos aproximadamente unas 16 veces por minuto, 23.040 al día y 8.409,600 al año. De ...





2024 - Todos los derechos reservados