08:48
Domingo
14/08/2022
Pronóstico de Tutiempo.net





Al margen de calendarios y relojes, todos experimentamos jornadas laborales eternas y semanas de vacaciones que se pasan volando; minutos insufribles de aburrimiento y películas de tres horas que se acaban sin que nos demos cuenta.

Es un fenómeno psicológico incuestionable, pero hasta ahora se desconocían los resortes biológicos concretos que lo producían.

Investigadores del “Champalimaud Centre for the Unknown”, en Lisboa, publicaron en la revista “Science los resultados de un experimento con ratones que identifica las neuronas asociadas a la sensación subjetiva del paso del tiempo. Desde hace algunos años, ese equipo de científicos estudiaba la manera cómo el cerebro humano conectaba causas con efectos a lo largo del tiempo, pero una vivencia del investigador principal, Joe Paton, centró su interés en la percepción subjetiva de la duración. Unos amigos de Paton sufrieron un accidente, y las horas que transcurrieron entre el instante en que se enteró del suceso y le comunicaron que los accidentados estaban bien fueron para él semanas. ¿Por qué?

Paton y sus colegas acotaron una zona muy concreta de exploración: una estructura profunda llamada sustancia negra, en el mesencéfalo. Sus neuronas segregan la neurotransmisora dopamina, sustancia generalmente asociada a la motivación, el placer y el deseo, pero que también tiene que ver con la estimación temporal: el Párkinson, que destruye la sustancia negra, afecta a esa capacidad. Además, sus neuronas se conectan con otra zona, el cuerpo estriado, igualmente relacionada con la sensación subjetiva del tiempo.

El experimento consistió en adiestrar a los ratones para que, por ejemplo, estimaran si la duración entre dos tonos era mayor o menor que 1,5 segundos y medir a la vez mediante herramientas moleculares muy avanzadas la actividad de las neuronas productoras de dopamina. Cuando acertaban, los roedores recibían una recompensa.

Control neuronal

Así observaron no solo que las células nerviosas de la sustancia negra estaban efectivamente implicadas en la tarea, sino que, además, se encendían con diferentes niveles de intensidad siguiendo un patrón: a mayor actividad eléctrica, más posibilidades había de que los ratones de subestimaran la duración del intervalo, y cuanto menos funcionaban sus neuronas, este se les hacía más largo.

Las neuronas parecían reflejar información sobre la estimación del tiempo, pero ¿también controlan esa percepción? Para comprobarlo, los científicos usaron una técnica de manipulación neuronal llamada “optogenética”, mediante pulsos de luz, y el resultado fue positivo: cuando estimulaban la actividad, a los ratones el intervalo se les hacía más corto.

El problema es que no podemos saber lo que los animales de laboratorio sienten (no contamos, obviamente, con su testimonio), y es difícil extrapolar a los humanos, pero los investigadores creen que en nuestro caso deben estar involucrados mecanismos similares.







Noticias relacionadas

12-08-2022   Cada 12 de agosto se celebra en todo el mundo el Día Internacional de ...
11-08-2022   Un blooper es un breve clip de un film o video, por lo general una escena ...
10-08-2022   Cuando el invierno retira su helado manto de nuestro hemisferio y cede su lugar ...
09-08-2022   La autoría de la invención le corresponde al inventor francés Roland Moreno. Nacido en ...
08-08-2022   La nanotecnología es el estudio y la manipulación de materia en tamaños increíblemente pequeños, ...
05-08-2022   La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad y ...
04-08-2022   Los discos de vinilo han existido durante décadas, pero recientemente han visto un resurgimiento de ...
03-08-2022   Superhéroe es un concepto que no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). Se ...
02-08-2022   El cero es un número tan común que parece que ha estado ahí toda la vida. Se hace ...
01-08-2022  El 1 de agosto y todo este mes de agosto se celebra el “Día de ...


En video









Facebook












2022 - Todos los derechos reservados